#Trasnoche: Matias Aguayo

por Antuán Duriez
Retratos - 30/09/2016

En nuestra columna nocturna, del label Cómeme, ya recibimos el chileno Alejandro Paz y los argentinos de Carisma. Esta semana es el turno de Matías Aguayo, fundador en 2009 del icónico label que se hizo conocer por la particularidad de su sonido. Esta noche, se presenta en el Niceto Club al lado de Carisma y Ana Helder para una noche 100% Cómeme.

Contanos como fue tu último trasnoche.
En los camarines de un teatro en Manchester. Ya estaba amaneciendo cuando se cortó la luz y, a pesar de una boombox en la que retumbaban los graves de “You remind me” de Patrice Rushen, se escuchaban los gemidos de los espíritus a través de la madera de los techos.

¿Cuál es tu hora preferida de la noche? ¿A qué la dedicás?
Me gusta la noche desde su comienzo hasta el final, y es el mejor momento para descubrir las ciudades que uno visita, ya que el turismo no existe a esas horas. Es como tener la llave del castillo.

¿Tenés un ritual antes de dormir?
Ningún ritual, las noches siempre terminan diferente. Igual, muchas veces, al ya haber cerrado los ojos, escucho la música que pasa por mi cabeza, lástima que no la pueda grabar.

¿Un lugar que signifique para vos la noche?
Conocí muchos lugares durante la noche, así también Buenos Aires, y cuando recuerdo mis estadías por lo general los recuerdos son nocturnos.

¿Qué hacés de noche que nunca harías de día?
Fumar.

¿Una mentira nocturna?
“Te llamo mañana y te muestro la ciudad.”

¿Cuál es la peor/mejor anécdota que te pasó de noche?
Uno de los peores momentos fue cuando me quedé después de una fiesta afuera en un invierno de Hamburgo en la calle con viento y granizo sin que me abrieran en la casa donde me estaba quedando (todos durmiendo), y yo perdido caminando por ahí. El mejor: cuando encontré un bar en el puerto que aún estaba abierto, donde terminé tomando unos tragos y cantando con desconocidos canciones de los Beatles, Roxy Music y The Cure.

¿Un tema para escuchar de noche?
The Only Face“, de Bryan Ferry

¿Un lugar para un bajón nocturno?
El otro día después de una fecha en un club de Colonia, Alemania, terminamos en un taxi que parecía una discoteca: tenía luces, máquina de humo, un proyector y el taxista tenía un micrófono “headset” y cantaba canciones de Colonia. Viendo que nosotros cargábamos instrumentos nos pidió que cantemos algo también y me pasó un megáfono. Entonamos varias canciones hasta llegar al Pink Champagne, clásico lugar para terminar una noche en Colonia ya que nunca cierra, al parecer.

¿Qué personaje histórico o actual te gustaría cruzar a la noche?
Bette Davis o Gena Rowlands.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑