#Trasnoche: Denise Groesman

por Antuán Duriez
Retratos - 04/08/2016

Cada semana, invitamos a una personalidad para conversar sobre la noche. Hoy, recibimos a Denise Groesman, intérprete, figura joven del teatro independiente y artista visual. Actualmente, trabaja en Cimarrón, la nueva obra de Romina Paula en el Tacec.

Contanos cómo fue tu último trasnoche.
Una trasnoche genial fue hace unos meses, fui a ver a Jvlian que tocaban en Niceto, eso ya me había llenado de alegría, pero después empezó a pinchar The Gaslamp Killer, un dj californiano que no conocía y fue éxtasis y explosión, la música, las mezclas y su energía. Una alegría inexplicable, nos mirábamos entre los amigos con unas sonrisas profundas. ¡Muy alucinante!

¿Cuál es tu hora preferida de la noche? ¿A qué la dedicás?
Me cuesta elegir… soy una persona muy cambiante. Pero podría elegir el momento en el que empieza, esa primera luz azul que se proyecta sobre la ciudad. Tengo una vista despejada desde casa y disfruto mucho de ver ese momento por la ventana. Son quince minutos donde todo cambia muy rápido. Y después empieza la noche, esas aproximadas diez horas de oscuridad.

¿Tenés un ritual antes de dormir?
Me meto en la cama casi vestida y voy sacándome la ropa, revoleándola por la habitación a medida que la cama se calienta.

¿Un lugar que signifique para vos la noche?
Un lugar cerca de un fuego.

 ¿Qué hacés de noche que nunca harías de día?
Qué difícil… Mirar la tele.

 ¿Una mentira nocturna?
“Se me quedó sin batería el celular.”

 ¿Cuál es la peor/mejor anécdota que te pasó de noche?
De chiquita le tenía mucho miedo a la noche. Me acuerdo el día que con una amiga decidimos ver El exorcista, a ella le encantaban las películas de terror, yo aterrada. Creo que habían pasado diez minutos de película y mi hermano, que estaba empecinado en arruinarme la psiquis, abrió la puerta gritando, como si todo estuviese sucediendo en mi casa. El infierno era real, quedé perdida por completo en la “ficción”. Es al día de hoy que cuando miro una película quedo medio perdida.

 ¿Un tema para escuchar de noche?
“Tam-bien” de Jvlian.

 ¿Un lugar para el bajón nocturno?
Un árabe que estaba sobre Scalabrini Ortiz, ya no está más. Tenía una puertita que te llevaba a un salón escondido con odaliscas.

 ¿Qué personaje histórico o actual te gustaría cruzar a la noche?
Encontrármela a Nan Goldin, tomar cerveza y acompañarla en una de sus noches interminables y oscuras.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑