Para la misma prenda de moda, una mujer debe gastar más que un hombre

LifeStyle - 31/03/2016

Balmain, Valentino, Saint Laurent, Gucci, Dolce & Gabbana y Alexander Wang. Estas grandes marcas les hacen pagar más a las mujeres por algunas de sus prendas, que sin embargo son idénticas a las de los hombres. ¿Por qué? La revista Business of fashion llevó a cabo la investigación. 

Ya se sabe que para algunos de sus gastos cotidianos, como comprarse una afeitadora o cortarse el pelo, las mujeres gastan más que los hombres. Y eso aunque el producto o el servicio sea de la misma calidad. Un costo adicional llamado “impuesto rosa”y denunciado desde hace algunos años, sobre todo por el colectivo Georges Sand.

Según la investigación de Bof, la moda no sería ajena a esto. La revista observó los precios en los shops online de Saint Laurent, Valentino, Gucci, Dolce&GabannaBalmain y Alexander Wang. Encontraron 17 prendas idénticas para hombres y para mujeres con precios diferentes, y en la mayoría de los casos son las mujeres las que deben pagar más, a veces incluso hasta 1000 dólares más.

Ocho prendas más caras en Saint Laurent

Algunos ejemplos: el suéter con mariposas bordadas de Valentino cuesta 2450 $ para los hombres y 3290 $ para las mujeres. La camisa de seda estampada de Gucci cuesta 1100 $ para los hombres, es decir 290 $ menos que para las mujeres. La versión masculina de la musculosa de lino de Balmain vale 295 $, mientras que la versión femenina, 365 $. Por último, la remera de algodón blanco de Dolce & Gabbana cuesta 265 $ para los hombres contra 295 $ para las mujeres.

Pero, de nuevo según Bof, Saint Laurent es la marca que más aplicaría el impuesto rosa, con ocho artículos más caros para las mujeres. Por ejemplo, un suéter rayado que cuesta 950 $ para los hombres, cuesta 1190 $ para las mujeres; o la remera de seda de manga corta que cuesta 490 $ para los hombres mientras que las mujeres deben desembolsar 590 $. En ambos casos, las versiones masculinas y femeninas poseen el mismo diseño, el mismo color y el mismo material de fabricación.

Es más caro fabricar ropa para mujeres

¿Cómo explicar la aplicación del impuesto rosa? Contactados por Bof, Valentino, Gucci y Balmain no quisieron expresarse sobre el tema. Solo Saint Laurent dio sus razones. Aunque su política sea intentar emparejar los precios de sus colecciones para hombres y para mujeres, la casa francesa recuerda que sus prendas femeninas exigen más minucia en el trabajo que las masculinas.

Efectivamente, algunas prendas femeninas, particularmente prendas de lujo, necesitan una mano de obra, telas y ornamentos más onerosos. Y para que esas prendas no alcancen precios exorbitantes, su costo extra de producción “repercute en el conjunto de la línea”, entre otros en las prendas que son idénticas a las de los hombres, explica a Bof Patricia Stensrud, quien ocupa un puesto directivo en la sección deportiva de Tommy Hilfiger.

Igualmente, algunas marcas fabrican, para sus colecciones femeninas, más talles, más colores, más variedad de artículos. El riesgo: que quede más stock y entonces“más posibilidades de tener que liquidar las prendas”, cuenta Patricia Stensrud. Un riesgo que la marca anticipa subiendo los precios de sus colecciones para mujeres.

Generar deseo

Pero los costos de fabricación no puede ellos solos explicar la tarifa más elevada para las mujeres. También hay que considerar el estatus particular de un producto. Tomemos “Le Smoking” de Saint Laurent. Creado en 1960, representa una revolución en el vestuario femenino, y sigue siendo una pieza icónica de la marca. Mientras que “Le Smoking”para hombres no tiene ese peso cultural. Por eso la diferencia de precio: “Le Smoking” masculino se vendea 2550 $ en oposición a 3550 $ para “Le Smoking” femenino, es decir 1000 $ de diferencia. Sin contar que aplicar un precio elevado permite “generar deseo y elevar el prestigio de la marca y del producto”,  le cuenta a Bof  Kit Yarrow, psicóloga y profesora emérita de la universidad Golden Gate.

Algunas marcas aprovechan también el hecho de que las mujeres están dispuestas a gastar más que los hombres. Hoy, el mercado de la moda femenina mueve 638,8 millones de dólares, mucho más que los 417,3 millones de la moda masculina, según Euromonitor. Además, “las mujeres estiman que hay una correlación entre el precio y la calidad del producto que compran, y los hombres no tanto”, agrega Kit Yarrow.

Antes de continuar: “Está claro, la moda masculina es menos competitiva que la moda femenina y entones es más trabajo promover el producto. ¿Pero de ahí a aplicar una diferencia de 100 $? La única explicación que veo es el oportunismo.”  

¿Pronto vendrá un cambio?

Pero las cosas podrían cambiar. Estos últimos años, los hombres se mostraron mucho más interesados en sus looks. De hecho, el mercado de la moda masculina está aumentando mucho más rápido que el de la moda femenina: en 2014, las ventas de ropa para hombre aumentaron un 1,9% y alcanzaron 408,4 millones de dólares en 2015, mientras que las ventas para mujeres aumentaron un 1,6 % y alcanzaron 625,9 $, según Euromonitor.

Pero ¿esta mayor implicancia de los hombres en la moda alcanzará para modificar esto? Según la psicóloga Kit Yarrow, no, quien cree que el cambio no llegará mientras que “las mujeres no sean conscientes del problema”.

 

 

por Anne-Sophie Valentin



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑